¿Cómo medir el progreso social sin implicaciones económicas?


POR ISABEL FUENTE, RED DE COMUNICADORES ODUCAL


viernes 01 de diciembre del 2017 a las 12:09 / Autor:


Con la ponencia titulada “¿Cuál es la situación actual en términos sociales de nuestra casa común? El estado del progreso social en 2017”, el Dr. Michael Green, director ejecutivo del Programa de Progreso Social, desde su perspectiva y naturaleza de economista, abrió su conferencia haciendo referencia a Simon Kuznets, a quien definió como un héroe poco común. “Fue él quien presentó al Congreso de Estados Unidos, en el año de 1934, un documento conocido como “The Kuznets Report”, que al día de hoy sigue impactando las vidas de todos nosotros”, recordó Green. Kuznets estableció los fundamentos para un sistema nacional económico y financiero, mejor conocido en la actualidad como el Producto Interior Bruto (PIB). En la actualidad, todos los países generan estadísticas relacionadas con este indicador de bienestar económico.

El mismo autor del documento en cuestión, aclara en la introducción de su reporte que “el bienestar de una nación, difícilmente puede ser inferido desde el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final de un país o región durante un período determinado”. El economista aclaró que lo que quiso decir es que “el PIB es una herramienta que nos ayuda a manejar nuestra economía, mas no una medida absoluta del éxito de nuestras sociedades. Sin embargo, hemos ignorado la advertencia del autor y el PIB se ha convertido en la métrica dominante del progreso y éxito de nuestras economías. Utilizando un método deficiente, pasamos por alto que el PIB es sordo a la justicia, y no tiene nada que decir sobre las cosas importantes de la vida como la familia, la amistad y la comunidad”.

Durante su intervención el Dr. Green propuso hablar sobre una distinta manera de medir el éxito de las sociedades, una medida que no se base en los valores monetarios sino en las cosas que realmente son importantes para las personas. Se trata de los Indicadores de Progreso Social (Social Progress Index) que plantea tres preguntas fundamentales, y por lo tanto establece tres dimensiones generales dentro de las cuales se ubican 50 diferentes indicadores de progreso: necesidades básicas, fundamentos para el bienestar y oportunidad.
1. ¿Todos en la sociedad logran cubrir las necesidades básicas de superviviencia: comida, agua, techo y seguridad?
2. ¿Todos en la sociedad tienen los fundamentos para el bienestar: educación, salud y un ambiente de calidad?
3. ¿Todos en la sociedad tienen la oportunidad de perseguir sus sueños, ejerciendo sus derechos, con libertad de decisión, sin discriminación y con acceso al conocimiento global avanzado?

Al explicar la metodología, recalcó que este modelo no tiene implicaciones económicas, sino que está basado en las experiencias de las personas, lo cual es un aspecto clave detrás del diseño de los indicadores de progreso social. “Con este modelo se miden las sociedades en base a los resultados obtenidos. No se mide cuánto dinero ha invertido un gobierno en salud y educación, o si aprueba leyes; se mide cuánto viven las personas y su calidad de vida social, si los niños tienen acceso a la educación, si tienen derechos o experimentan discriminación”, afirmó el académico. Entre sus conclusiones el Dr. Green mencionó que el PIB no es malo, y que incluso existe una buena relación entre el PIB y los indicadores del Progreso Social, pues el crecimiento económico puede impactar positivamente al progreso social de un país. “Sí, el PIB está relacionado con el progreso social, pero no define el destino de un país”, afirmó.


A nivel mundial, informó el académico, se han hecho estas mediciones para todos los países de nuestra geografía, de manera que se puedan tomar decisiones informadas de acuerdo a los resultados de dichas mediciones. Esta definición del progreso social puede resultar familiar, pues está anclada en los principios de la sustentabilidad. Además, compartió que existe un acuerdo internacional titulado “Desarrollo Sustentable”, en el que se definen las sociedades que queremos construir.

Entre los ejemplos que utilizó el Dr. Green está Costa Rica, el país sede del Simposio Internacional Laudato si’. Este país ha tenido el mismo progreso social que Italia, cuyo PIB es casi el doble que el de Costa Rica. Este y otros ejemplos similares evidencian que independendiente al PIB de cada país, hay quienes hacen un mejor trabajo convirtiendo sus recursos económicos en bienestar social. Green compartió una radiografía del mundo de acuerdo a resultados históricos de estos reportes desde el año 2014 al presente, señalando los aspectos en los que el mundo ha mejorado; como en el tema de la nutrición y el acceso al conocimiento. También mencionó algunas otras áreas de oportunidad como en el tema de la higiene, el acceso a agua potable, la protección, los derechos humanos, la tolerancia y la inclusión. Concluyó que en general el mundo ha mejorado en un 2.6%, porcentaje pequeño pero significativo, pues reta la común percepción de que nuestro mundo empeora día con día. También mencionó una ligera reducción de la brecha que divide a los ricos de los pobres.


Av. Tepeyac #4800, Col. Prados Tepeyac, Edificio 5, 1° piso, Guadalajara, Jalisco, México | Teléfonos: +52 01 (33) 3134 0800 Ext. 1205 | Correo: contacto@oducal.com
Copyright ©2016 ODUCAL. Todos los derechos reservados.